Investigaciones realizadas recientemente han demostrado que la lactancia materna es el mejor método de alimentación para el bebé en los primeros 6 meses.

-La leche materna contiene agentes antiinfecciosos y células inmunitarias que ayudan al bebé a prevenir algunas enfermedades.

-Es bacteriológicamente segura.

-Es menos alérgica que cualquier otro alimento.

-No estarán sobrealimentados y por lo tanto no tendrán sobrepeso.

-Es fácil digerible para el bebé.

-Promueve el desarrollo de la mandíbula y piezas dentales.

-Es menos costosa económicamente hablando.

-Promueve el contacto madre-hijo.

-Aporta al bebé las condiciones de proteínas,  grasas y vitaminas necesarias.

-Tienen menos posibilidades de sufrir infecciones respiratorias, meningitis, vías urinarias, oído, etc.

– La incidencia de muerte súbita en el bebé es menor en lactantes que en bebés no amamantados.

-Tienen menos posibilidades de desarrollar alergias, enfermedades intestinales crónicas, así como cáncer de mama en el caso de mujeres.

Patry

Print Friendly, PDF & Email