agua

Estamos sumergidos en las fiestas navideñas y difícilmente podemos evitar las delicias que nos ponen delante los escaparates de dulces y las visitas a familiares y amigos. Pero aún así, podemos prepararnos para evitar tentaciones y crear un plan de choque contra ellas. Aquí damos cinco tips para facilitarnos la vida y estar prevenidos ante situaciones “complejas”.

1- TOMAR AGUA

Aunque puede resultar un tópico, el hecho de beber líquido durante todo el día es un arma poderosa ante la ansiedad por comer. Si no eres de los que tomas mucha agua, ahora que estamos en época de frío podemos sustituirla por té calentito. Es un buen momento para aprovechar y probar diferentes sabores o aromas y sumergirnos en el mundo del té. Para ello nos haremos con un termo que nos acompañe todo el día y así nos mantendremos hidratados y con el estómago distraído.
Para quienes no les guste el té caliente puede usar vasos medidores con sorbetes y ponerle hielo, de ese modo el sabor será diferente y mejor tolerado para muchos.

2 – RELLENAR MEDIO PLATO CON ENSALADA

Es importantísimo si vamos a comer algo de carne o cualquier alimento contundente que vaya acompañado de algo sano. Para ello optaremos por una porción generosa de ensalada que ocupe gran parte del plato, para que ópticamente lo veamos lleno en abundancia, ya que la verdura cruda es muy voluminosa.
Solemos comer con la vista y este es un modo de hacerlo con creatividad y evitar las grasientas patatas fritas que suelen acompañar los filetes.

3 – ACUDIR A LAS CENAS SIN HAMBRE

No se trata de rechazar la comida que nos ofrezcan, pero si podemos evitar la saturación. Si antes de ir a la cena, nos comemos una fruta, tipo manzana que es más carnosa, no llegaremos hambrientos y sin darnos cuenta evitaremos comer de más.
No repetiremos porciones, e incluso nos comeremos un solo bombón de postre en lugar de tres.

4 – EVITAR LAS SALSAS EN LAS CARNES

Las salsas son exquisitas, pero a menudo pueden ser muy pesadas y contener mucha grasa, tales como ali oli, mahonesa, etc… Un truquito para evitarlas es marinar la carne antes de hacerla, si desde el día antes le ponemos limón, o naranja, incluso el zumo de una piña, a la hora de pasarlos por la plancha le añadimos un poco de miel para contrarrestar la acidez, finas hierbas para potenciar el sabor, o lo que se nos ocurra, hay cientos de formas de crear una marinada. De este modo conseguimos aumentar el sabor y no necesitamos aderezarla con nada más.

5 – ACUDIR A LAS CITAS CAMINANDO

Es posible que este punto sea el más complicado de seguir si vivimos en una ciudad grande y las distancias son largas, el frío es inminente y a veces volver de noche lo hace más difícil. Pero si nos ponemos a pensar en todos los sitios a los que vamos al cabo del día, que no son tan distantes, seguro que encontramos el modo de ir andando, o en bicicleta. Comprar el pan, el periódico, tomar café con amigos, tomarnos una tapa en algún bar no muy lejano, o incluso elegir los sitios para facilitar este ejercicio puede ayudarnos a sacarle más partido a nuestro quehacer diario.

Siguiendo estos sencillos consejos de manera habitual es posible que las navidades no nos resulte tan pesada y las terminemos igual que la empezamos, sin llevarnos a nuestro cuerpo unos kilos de más y seguir con la vida sana que siempre deseamos.

Print Friendly, PDF & Email