Normalmente la primera reacción para intentar enfrentarnos al pánico es la de no hacer nada. Enfrentarnos al pánico requiere de mucho esfuerzo y mucha dedicación para poder obtener resultados positivos y que poco a poco puedas dominar tú al pánico en vez de él a tí.

El pánico evita que te concentres todo lo que necesitas en las cosas y por lo tanto que puedas pensar de forma razonable las cosas.  Pero si pasas el día pensando en el pánico, le irás alimentando para que crezca y crezca hasta evigtar que tu vida la hagas con total normalidad.

Es posible que en tu casa no exista el pánico y que notes tu casa o una parte de tu casa como tu refugio en el cual no existe el pánico, pero esto lo has creado tú en tu cabeza como creaste el pánico.

Seguramente el pánico aparezca cuando estas en un ascensor encerrado, o cuando estés en un sitio con mucha gente, o cuando estés dentro de un avión.. y ese pánico se queda allí cuando sales de ese ambiente, pero todo esto no es más que una creación tuya y estas haciendo que él te haga prisionero. PIÉNSALO!!!

No es un tren lo que te asusta. Es sólo ese vagón en el que estas. Pero en realidad lo único que te da pánico es lo que tus pensamientos rondan en tu cabeza sobre el tren. No importa el que te asuste, lo importante es que el pánico está impidiendo que DISFRUTES DE LA VIDA.

Todo esto, está relacionado a la vez con las fobias. Hay algunas fobias que se relacionan con los ataques de pánico:

-Claustrofobia ( miedo a espacios cerrados )

-Agorafobia ( miedo a espacios abiertos )

Normalmente se siente una fobia cuando se relaciona el hecho de sentirse asustado con el lugar en el que nos pasa.  En realidad el estar asustado tiene que ves más con lo que estas pensando y en como te sentías en ese momento.

Imagínate por ejemplo que te subes a un ascensor con mucha gente y empiezas a pensar.. ¿Y si se para ?¿Y si no puedo salir? ¿Y si me quedo sin aire?… como resultado de todas estas preguntas empezaras a notar una sensación de calor y a respirar mal…. Necesitas salir de ahí como sea!!!. Acaba de invadirte el pánico!!!.

Como resultado de todo ésto, empezarás con evitar los ascensores y poco a poco vas a pensar en los sitios que te puede pasar lo mismo: un tren, un avión, un baño público, un probador…

Lo que tienes que pensar es que has subido a ese ascensor y que no ha pasado nada, que realmente las personas que subían contigo en el ascensor no han notado tu miedo y que al final todas esas preguntas que te has hecho en tu cabeza lo único que han conseguido es asustarte.

Vamos a hacer un pequeño ejercicio….  ¿Qué es lo peor que te podía pasar?

tú: Desmayarme…

yo: ¿Te has desmayado?

tú: No pero si fuera así me sentiría fatal

yo: ¿ Por qué?

tú: Todo el mundo me miraría y me sentiría fatal.

yo: ¿ Ha pasado eso?

tú: No

yo: ¿Y si fuera así qué pasaría?

tú: Pues que tendrían una idea equivocada de mí.

yo: ¿Se la han llevado?

tú: No

yo: ¿Ves como no pasa nada?

tú: ¿Y si me pasara?

yo: No pasaría nada, ¿a qué tienes miedo?

tú: Al pánico

yo: ¿Y eso qué es?

tú: No se… lo que siento cuando pienso cosas raras…

yo: Entonces.. tienes miedo al miedo.

tú: Sí.

 

Llegados a este punto vamos a empezar a buscar una solución. Para ello lo que tenemos que hacer es concentrarnos en las cosas sin pensar en el pánico porque esto hará que nos sintamos agusto  con nosotros mismos, veremos que somos útiles y habremos recuperado una parte de nuestro control.

A mí me ayudó mucho el hacer una lista con todas las cosas que me daban pánico. Después con esa lista ponemos nuestro grado de ansiedad con un número al lado de cada cosa de la lista valorándolas del 1 al 10  siendo 10 lo que más ansiedad te da.

Veamos por ejemplo una lista con pánico a :

– Subir a un ascensor (9)

-Ir al supermercado sola ( 5)

-Conducir por un túnel (7)

En esta lista de tres posibles miedos hay uno que es más fuerte que el resto, pues ese será el último al que nos enfrentaremos, pero iremos poco a poco dando pasitos hasta llegar a conseguir vencerle a él igual que al resto.

¿Y cómo conseguiremos eso? Exponiéndonos a nuestros miedos!! primero con alguien que nos ayude a estar ahí y luego haciéndolo solos. La única clave para vencer el miedo es enfrentarse a él!!. Aunque te sientas asustado llegará un momento en el que finalmente el pánico desaparecerá y ese es el objetivo que tienes que tener en tu mente siempre grabado.

Ánimo!!! Todo este trabajo va a merecer la pena!!!

Un saludo,

Patry

Print Friendly, PDF & Email