Así como cuidamos nuestra piel de los rayos del sol en verano, debemos cuidar del mismo modo o mejor aún nuestros ojos del sol.

Para esto es necesario e imprescindible estar provistos siempre de unas buenas gafas.

¿A qué llamamos unas buenas gafas?

Cabe mencionar que hay muchos y variados modelos, como asi también colores, diseños super novedosos, de marcas que dictan la moda… en fin se puede hablar un buen rato de todo esto.

Este artículo es para brindar un consejo a los miles de usuarios que a diario usan gafas de sol.

¿Qué es lo primero que uno debe tener en cuenta para comprar unas buenas gafas?

Primero y principal no debemos comprar en la via pública, debemos siempre concurrir a una óptica que es el lugar donde no sólo podrán ofrecernos los articulos y dar garantía de los mismos, sino que brindarán el asesoramiento necesario para cada caso en particular.

En segundo lugar se deberá tener en cuenta el tipo de anteojos que buscamos, ya sea por el modelo, costo o tipo de visión que tenemos.

Otro factor a tener en cuenta y sumamente importante es la protección UV en las gafas, las cuales cuentan con un sellado que avala la misma.

¿Qué sucede si no usamos gafas con protección UV?

Según los especialistas en salud visual dicen que es imposible sentir o ver los rayos UV, pero que la constante exposición sin la protección debida es un gran riesgo para la salud.

De los 16 millones de casos de ceguera en el mundo, 3 millones son ocasionados por el sol (según la OMS).

Estos rayos inciden cotidianamente en la piel y en nuestros ojos.

Es sumamente importante que tanto niños como adultos protejan sus ojos del efecto que causan los rayos UV.

Usar gafas con protección UV, podría retardar hasta 10 años la aparición de enfermedades de la visión, y disminuiría la incidencia de enfermedades como las cataratas hasta en un 50%.

Un factor determinante y tal vez el peor de todos es el incremento del agujero de la capa de ozono, ya que aumenta la cantidad de rayos UV que llegan a la tierra, y que producen en los ojos daños irreparables como así también en la piel.

Otro factor a tener en cuenta a la hora de comprar unas buenas gafas de sol son las lentes fotosensibles, las cuales se oscurecen es respuesta a la presencia de los rayos solares.

Estas maximizan la calidad y el confort visual en diferentes niveles de exposición solar.

Hay varias marcas lideres que las comercializan y su costo es elevado, pero es de suma importancia tomar conciencia de la necesidad del cuidado de nuestros ojos para no dañar los mismos.

¿Qué tipo de lesiones podemos tener a causa de los radiación ultravioleta?

En la córnea podemos tener queratitits, está lesión provoca fotofobia y sensación de arenilla en los ojos. Es muy común que le ocurra a los esquiadores en la nieve.

Otra puede ser el Pterigion, que es una vascularización de la membrana que invade la córnea y va hacia la pupila. Suele ocurrir en zonas tropicales y regiones templadas muy soleadas.

Cataratas es otra lesión ocasionada por los rayos UV, y es muy frecuente en las zonas ecuatoriales o zonas elevadas por incidir los rayos en forma más directa.

Ojalá este articulo sirva para crear conciencia en quien lo lea y darse cuenta que cuidar nuestros ojos,es tan importante como cuidar nuestra piel.

Karina Herrera

Print Friendly, PDF & Email