COLESTEROL Y CORAZÓN
Los niveles de colesterol en sangre deseables son menos de 200mg/dl al día para el colesterol total. El nivel de triglicéridos no debería superar los 150mg/dl al día.
Está comprobado que el aumento de estas cifras tiene una relación directa con la enfermedad coronaria, angina de pecho e infarto de miocardio.
Para lograr el equilibrio entre el colesterol “bueno” y “malo” y evitar la hipercolesterolemia se aconseja favorecer el desarrollo del colesterol “bueno “con ejercicio y disminuir el “malo “reduciendo el consumo de alimentos con alto contenido en grasas saturadas y colesterol.
El sedentarismo, el alcoholismo, el consumo de tabaco, la excesiva ingesta de productos ricos en grasas animales y la escasez de fibra en nuestra dieta diaria son factores de riesgo alto, porque contribuyen a la formación de de depósitos de grasa en las arterias.
El aumento de los niveles de colesterol no produce síntomas y sólo se detecta bajo análisis de sangre, por lo que normalmente poca gente se preocupa de ello y no toman en serio el problema.
El colesterol va aumentando en nuestra vida, desde los 20 hasta los 65, en los hombres tiende a ser más alto antes de los 50, pero en las mujeres con la menopausia tienden a dispararse, por lo que en ciertas edades es recomendable controlarlo a diario.

Print Friendly, PDF & Email