neveraLos primeros congeladores entraron en nuestros hogares en los años sesenta.
Estos pequeños aparatos, garantizaban la frescura de los alimentos durante unas pocas horas, pero era un gran avance en la conservación de los alimentos. Los primeros trabajaban a una temperatura de -6ºC (los denominados de 1 estrella) y aunque no eran peligrosos en el aspecto sanitario, si son perjudiciales para la textura y conservación de los alimentos, ya que existen bacterias que se reproducen a temperaturas superiores a los -7ºC.
Fue una investigación continua, tanto de los alimentos como de las bacterias lo que origino una auténtica carrera y que pronto se lanzasen al mercado nuevos congeladores que mantenían la temperatura a -12ºC (los denominados de dos estrellas) y que proporcionaban la conservación durante dos o tres días.
Pero continuaba el problema, no solo había bacterias de la putrefacción de los alimentos frescos, microorganismos, enzimas, fermentos solubles orgánicos que intervienen en muchos procesos bioquímicos, por lo que se continuó investigando durante años.
Se pudo comprobar que a -18ºC la actividad de las bacterias era nula, los microorganismos y enzimas era prácticamente nula. Entonces comenzaron a lanzar los congeladores que iban acoplados a un frigorífico y denominados de 3 estrellas.
En la actualidad y después de múltiples avances existen congeladores que han sido mejorados tanto en la capacidad como en temperaturas. Mientras que los primeros tenían una pequeña escala de temperaturas que iban de +1 ºC a -6ºC hoy en día la escala es amplia tanto en congeladores, frigoríficos o los llamados arcones, las escalas van desde +4ºC a -32ºC con lo que se ha conseguido por un lado radicar el problema y por otro conseguir una congelación perfecta y uniforme de los alimentos.
Es evidente que el volumen del congelador tendrá que estar en función del espacio, la máxima comodidad para el usuario nos la da en la cocina, ya que es allí donde cocinaremos, empaquetaremos y prepararemos para su congelación los distintos alimentos.
La segunda parte viene dada por la capacidad del aparato. Erróneamente se piensa que un congelador está pensado para almacenar alimentos de consumo mensual. Ni la diferencia en precio ni el consumo de energía son un justificante para adquirir un congelador pequeño.
Hoy en día los congeladores de 4 estrellas consumen menos energía que los llamados de 1 o de dos estrellas, y no por ser más grande gasta más, sino todo lo contrario, uno pequeño consumirá más porque realizará el ciclo de congelación durante más tiempo, mientras que un congelador grande tarda más en hacer lo mismo mantiene la temperatura durante más tiempo aunque abramos el congelador.
El congelador representa para el usuario muchas y buenas ventajas.
Aprender a congelar los alimentos es fundamental, al igual que su correcta descongelación, cocinar los alimentos que van a ser congelados, y la adquisición de los productos que van a ser congelados, son los siguientes temas……

foto: hogarutil.com

Print Friendly, PDF & Email