El mal aliento, también llamado halitosis, puede tener varias causas,  las personas que lo padecen sufren el rechazo de quienes se les acercan. El mal aliento sale de la boca, al hablar, el toser, al estornudar, al respirar y el que se acerca nota cuando una persona huele de forma desagradable.

Este malestar está producido por bacterias y hay muchos factores que contribuyen a que estas se desarrollen.

Factores externos

El tabaco es uno de ellos porque el alquitrán y la nicotina se impregna en la boca de los fumadores, en los dientes y en la lengua, produce piorrea, boca seca, desarrollo de bacterias y mal olor que no se soluciona sino se deja de fumar. No hay otra opción para este tipo de problema.

Víricas

La sinusitis también puede provocar el mal aliento, ya que los senos nasales se inflaman y proliferan las bacterias produciendo mal olor y mal sabor.
La piorrea es otra de las causas ya que es una infección de las encías que se produce también afectando los dientes y causan un mal aliento tan notorio que hasta una persona que esté alejada puede percibirlo.
Los problemas de las caries dentales también son causantes de esta patología.

Bacteriana

El olor feo en el aliento se puede formar por gases que producen las bacterias y presisamente estos gases son la causa de comer carnes rojas o blancas, lacteos, quesos principalmente.

Es por ese motivo que es necesario después de cada comida cepillarse bien los dientes y toda la boca en general para quitar los residuos de comida que pudieran quedar.
Otra de las causas que lo provocan son algunas enfermendades digestivas, respiratorias, problemas hepáticos, diabetes y hasta cáncer.
El stress suele también ser una de las causas de este problema porque la persona que lo padece se siente tensionada y como consecuencia no digiere bien los alimentos y luego estos se fermentan en el organismo y producen el mal olor.

Soluciones caseras para evitar el mal aliento

Algunas opciones para paliar este problema es utilizar bicarbonato y hacer gárgaras de este compuesto disuelto en agua, o también puede preparar agua oxigenada mezclada con agua y una cucharadita de sal y enjuagar con este preprado.

La menta y el perejil alivian bastante este problema. Pero lo mejor en todos los casos es acudir al médico y al odontólogo que indicará el tratamiento más adecuado.

Para evitar que el mal aliento vuelva a aparecer haz una alimentación sana

– Comer al menos 2 o 3 piezas de fruta al día.
– Evitar lácteos o con moderación.
– Evitar bebidas azucaradas.
– Carnes rojas con moderación.
– Verduras tiernas 4 veces por semana como mínimo.
– 1 día de ayuno de sólidos a la semana bebiendo zumo natural de manzana sin azúcar o solamente fruta como manzana, pera, sandía, melón, piña a elegir.

Consulta a tu médico estos consejos para controlar el aliento si  estás dispuesta a ello y deja tu comentario.

 

Print Friendly, PDF & Email