El salmón es uno de los alimentos en los que más nutrientes podemos encontrar. Rico en proteína y omega 3, bajo en calorías, aunque contiene una grasa que lo hace muy versátil en la cocina, ya que no es necesario agregar aceite ni nada para su cocción, incluida a la plancha.

Por ello se convierte en uno de los favoritos en la cocina cuando se desea un plato sencillo sin mucho condimento o recetas muy laboriosas. Lo recomendamos especialmente cuando tenemos idea de llevarlo al trabajo, o a algún pic nic, ya que incluso si no podemos calentarlo es uno de los pescados que mejor conserva su sabor y su suavidad sin que se reseque.

En el caso de realizar una receta de tupper lo mejor es hacerlo a la plancha y acompañarlo con verduras si de lo que se trata es de hacer un almuerzo sano y que no engorde. Solo hay que tener un detalle importante y es ponerlo en recipiente separado de las verduras que pueden estar cocinadas revueltas con un poco de ajo y aceite de oliva. Esto se haría para evitar que el agua de las verduras se mezcle con el pescado y viceversa, así conservamos mejor las texturas para que no se reblandezca el pescado.

Las recetas de salmón con salsas lácteas pueden resultar más pesadas para llevarlo al lugar del trabajo, ya que a veces crea ardor de estómago si no podemos reposar la comida. Pero si no es el caso es una de las mejores combinaciones en ese sentido.

El salmón también es un excelente protagonista de los platos de horno. Existen en el mercado unos moldes de silicona que simulan el papillote, siendo este uno de los mejores métodos para cocinar el salmón con la verdura que les guste sin perder apenas nutrientes ni sabor. La ventaja de este elemento es que se puede usar tanto en horno convencional como en microondas y se puede lavar y en el lavavajillas. Además cuenta con un tamaño individual que puede ser usado en el trabajo cuando se tiene frigo y horno microondas, para de este modo llevar el pescado fresco.

En vista de la versatilidad del salmón no podemos dejar pasar la posibilidad de hacer recetas con hojaldre. El salmón es un buen aliado de esta masa, pudiendo ser un ingrediente de empanada, o de “saladito”, que junto con una salsa adecuada se hacen perfectamente en la masa hojaldrada.

No se recomienda en cambio para hacer empanados de pan rallado con huevo. Lo primero porque el salmón es muy delicado y tiene tendencia a romperse. Además al poseer mucha grasa, si encima lo freímos en aceite multiplicamos las calorías y por si no fuera suficiente, matamos el maravilloso sabor que tiene y que lo hacer ser un manjar exquisito en todas la gastronomía mundial.

Como se puede apreciar el salmón es un alimento fantástico que ofrece muchas posibilidades cocinado de maneras muy simples. Al no necesitar mucha elaboración es ideal para llevar a cualquier parte y se cocina de la manera más sencilla, a la plancha o en una hoguera en el campo. Además es muy valorado por su poderosa acción nutriente, siendo recomendable para bajar los niveles de colesterol y dar fluidez a la sangre, por lo tanto se recomienda un consumo habitual del mismo.

Lo podemos comprar de naturaleza salvaje y de criadero, siendo ambos métodos apropiados sin perder su valor, por lo tanto, ya es fácil encontrarlo en cualquier parte del mundo, estando muy considerado, sin duda, el noruego, ya que sus frías aguas hacen que su carne sea prieta y sabrosa.

Mercedes Hidalgo

Foto: Uta, Sushi Bar

Print Friendly, PDF & Email