El tomate es originario de los Andes cultivado miles de años  en México por la civilización azteca. Los conquistadores españoles le dieron el nombre actual,  fue introducido en España por éstos a principio del siglo XVI en algunos de los viajes de Cristobal Colón.

Al primer lugar que llegó fue a Sevilla, y de allí pasó a Italia.
En el año 1692 se utiliza por primera vez para una receta de cocina, haciendo “la clásica salsa de tomates al estilo español”.
El tomate es nutritivo y contiene gran cantidad de Vitamina C.
Es una planta que puede desarrollarse en forma rastrera o erecta. Es un gran activador de los fermentos digestivos, actua como laxante y es muy beneficioso para la obesidad, los trastornos del hígado, contra el bocio etc. contiene Vitamina C, A, k y las del grupo B, además minerales como el fósforo, hierro, calcio, magnesio, manganeso, zinc, cobre, potasio y sodio.

Se la considera como la hortaliza más importante del mundo y gracias a su cultivo en invernadero puede haber producción durante todo el año, si bien la época ideal para su plantación es el clima cálido, muere con las heladas y prefiere los suelos sueltos y ricos en materia orgánica.

Se siembran las semillas preferentemente en semilleros y luego se las transplantan a almácigos cuando alcanzan los 10 a 15 centímetros de altura.

Allí se preparan enrejados con cañas y se los ata para que crezcan y se mantengan erguidos, se deben regar por la mañana temprano o por la tarde cuando baja el sol.
El exceso de riego puede hacer que el fruto pierda sabor.
El beneficio de este alimento puede ser superior a cualquier medicamento. Reduce el colesterol, combate las infecciones, fortalece el sistema inmunológico, elimina el ácido úrico, disminuye el riesgo de padecer infartos, previene muchos tipos de cáncer.
Es un remineralizante y desintoxicante que aporta propiedades muy positivas para la salud. Tiene la ventaja de que se puede aplicar a cualquier tipo de comidas. Posee una sustancia llamada licopeno, que es un pigmento que se caracteriza por darle su color rojizo. El tomate le otorga al organismo el noventa por ciento necesario para su correcto funcionamiento.

Print Friendly, PDF & Email