Últimamente me ha dado por las ensaladas como plato único, por su gran valor nutritivo, y lo deliciosas que están si le añadimos los ingredientes adecuados.  Este tipo de recetas son ideales para una cena ligera.


Las ensaladas de pasta nos aportan gran cantidad de carbohidratos, los cuales nos dan energía rápida para el día a día, además tienen un poder saciante, por lo que nos llenará lo suficiente para evitar comer otros alimentos más grasos. 

INGREDIENTES

Pasta fresca rellena de espinacas y ricota

Lechuga

Tomate

Nueces 

1 Ciruela roja 

Semillas de sésamo

Aceite de Oliva Virgen Extra

Vinagre balsámico

Sal 

Láminas de queso parmesano

1. Cocemos la pasta en agua durante 10 minutos, escurrimos y reservamos.


2. Troceamos la lechuga, el tomate y la ciruela, colocamos en un plato, echamos la pasta, las láminas de parmesano y las semillas de sésamo, aliñamos con sal, aceite y vinagre.


Como veis es una receta sin muchas complicaciones, normalmente para las ensaladas de pasta, se utiliza la pasta normal; lacitos o espirales de colores; a mi me gusta más la pasta fresca, para las ensaladas son ideales las rellenas de queso, pescado, setas …; le he añadido ciruela roja para darle un toque dulce que combina muy bien con el queso ricotta y las espinacas, podéis sustituir la ciruela por manzana, y así darle un toque más ácido.

Print Friendly, PDF & Email