En épocas de estudio, exámenes, o ejercicios que requieren gran concentración mental, la alimentación juega un papel muy importante. Alimentos que activen la memoria, dietas baja en grasa que ayuden a mantener la energía sin cansarse, en definitiva, una manera de comer que nos ayude a seguir un ritmo para conseguir unos objetivos.

 

La memoria, base de los estudios

 

Existen alimentos que nos ayudan a estimular la memoria para poder retener toda la información necesaria que se requiere en los estudios. Estos deben ser ricos en fósforo, como por ejemplo los cereales, el arroz, tanto blanco como integral, aunque mejor este último, la pasta, los lácteos, fruta como la ciruela, y las uvas, los huevos y gran variedad de frutos secos como los cacahuetes o almendras.

 

Una de las maneras más fáciles de tomar este mineral es tener siempre a mano barritas de cereales que mate el hambre espontaneo y no aporten grasa. En lugar de comer golosinas, tomar un poco de cereales es ideal para la nutrición sin caer en los nervios y la ansiedad por comer que generan las épocas de exámenes.

 

Por otro lado están los pescados, como atún o salmón, que también contienen fósforo entre sus propiedades y para la cena es el complemento ideal. Un filete de atún a la plancha con un puñado pequeño de cacahuetes sería perfecto.

 

Para comenzar la mañana es aconsejable tomar un zumo de naranja en lugar de café, aunque este pueda parecer que nos estimula, puede generar el efecto contrario, ya que a mucha gente les genera más nerviosismo. El sumo de naranja aporta vitamina B, que también favorece la memoria.

 

Consejos para evitar el cansancio

 

Es importante que el estudiante no se encuentre más cansado de lo que su cuerpo deba estar, es decir, si por lo general se trata de una persona que practica deporte, sería conveniente que en etapas de exámenes lo haga con moderación. No se trata de dejar de hacerlo, ya que el deporte relaja la mente y nos mantiene en forma, sino que no se realice de formas desmesurada, pues retomar el ritmo de estudios puede resultar estresante.

 

Para aquellos que les guste oír música pueden optar por las melodías tranquilas, existen muchos discos de música chill out, o musicoterapia que ayudan a la relajación y a conseguir un ambiente tranquilo que nos envuelva y nos ayude a alcanzar la máxima concentración. En Youtube hay muchos vídeos destinados a este fin que combinan la música y las imágenes relajantes, de naturaleza o fantasía que nos llena de tranquilidad y despeja nuestra mente para alcanzar lo que deseamos, mantener nuestras capacidades claras y dispuestas para asimilar la información.

 

La vida del estudiante es muy atractiva, pero a la vez muy estresante si la persona es muy perfeccionista y le gusta tomarse en serio los estudios para alcanzar unos objetivos. Siguiendo una buena alimentación y un buen ambiente, unido a la fuerza de voluntad y las ganas de superación, todo es posible.

 

Mercedes Hidalgo

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email