La dieta Dunkan no deja de hacer estragos entre famosos y anónimos que desean adelgazar de manera fácil y rápida. Pero además de ser la más popular del momento sigue siendo la más polémica. Para muchos ha sido la solución de su problema, ha adelgazado considerablemente, pero otros muchos han encontrado en ella un grave problema puesto que el modo en que hace trabajar el organismo no es politicamente correcto.

 

¿Quién está detrás de la dieta?

 

El creador de esta polémica dieta de adelgazamiento es el francés Pierre Dukan, un nutricionista muy famoso que ha editado muchos libros y que se ha convertido en el llamado “ nutriologo de los famosos”. Este apodo le ha valido por que han sido muchos los que han confiado en su método, Jennifer López o Kate Middelton han sido algunas de ellas. Pero la fama tiene un precio y algunos de sus colegas han tachado su dieta de peligrosa, asegurando que puede ejercer un desequilibrio en el colesterol y aumentar los problemas cardíacos. Esto lo ha llevado a poner denuncias contra el también nutriologo Jean-Michel Cohen, al que acusa de difamador por motivos puramente de interés.

 

Aunque no se ponen del todo de acuerdo, son muchos estudios que efectivamente acusan a la famosa dieta de peligrosa por ser hipocalórica y abusar de las hortalizas, pero sus defensores se escudan en que una persona obesa ya está poniendo su vida en peligro comiendo mal, por lo tanto la dieta Dukan puede ser un aprendizaje al buen comer.

 

Con todo lo que genera este método sigue causando estragos y solo el propio individuo puede decidir si seguirla o no.

 

¿En qué consiste la dieta?

 

El sistema de adelgazamiento propuesto por Dukan consiste en cuatro fases bien diferenciadas. La primera de todas es la Fase de ataque. En este primer paso la alimentación se basará en el exceso de proteínas, ya que durante la primera semana solo se tomarán carne, de vacuno y aves de corral (excepto ganso y pato) pescado, huevos, leche desnatada, y productos lácteos bajo en grasa. Es sumamente importante para digerir bien los alimentos y eliminar toxinas beber un litro y medio de agua fría. En esta primera fase es cuando la persona nota más la pérdida de peso, lo que conlleva a una gran motivación por parte de quien la sigue.

 

La segunda fase es la Introducción a las hortalizas. En este punto se introducen las verduras junto a las proteínas, este paso se seguiría hasta conseguir el peso deseado. Hay que tener en cuenta que algunas verduras no están permitidas, como las patatas, tampoco se permiten guisantes, arroz, maíz y aguacates. Estas restricciones son importantes para conseguir el resultado deseado.

 

En la tercera fase, la llamada de la Consolidación, que es cuando el individuo debe poner más empeño en su fuerza de voluntad para conseguir estabilizar el peso. Lo complicado en este caso es saber alejarse de ciertos alimentos como el queso, el pan, las frutas, el arroz o el maíz. La carencia de la ingesta de frutas es una de las dudas que genera esta dieta, ya que estas son elementales para el cuerpo humano a la hora de cubrir sus necesidades.

 

En la última fase, la de Estabilización, en este período se vuelve a la dieta habitual, se supone que ya se habrán conseguido los objetivos de peso, teniendo en cuenta que un día a la semana solo se comerá proteínas, acompañándolas de tres cucharadas de avena, ya que aporta la fibra necesaria para la correcta digestión.

 

Realmente la dieta es un tanto estricta y poco convencional, rompiendo los cánones que por lo general establece la correcta alimentación, por ello sigue existiendo las dudas de si este método no hace cierto daño al modo en que trabaja el organismo.

 

Pero en vista de los resultados obtenidos por muchas de las personas que han comprado el libro y han optado por seguirla parece que funciona y es la que más rápido elimina kilos. Quedamos a la espera de ver resultados a largo plazo y comprobar que efectos han generado en aquellas personas que aseguran no haberles ido demasiado bien. Decida lo que decida, sería aconsejable, como cualquier dieta, pedir consejo a su médico que le indicaría si está preparado para variar su forma de alimentarse y no realizar dietas sin asesoramiento.

 

Mercedes Hidalgo

Print Friendly, PDF & Email