Cada color tiene sus funciones en nuestro organismo, pero no en todas las personas actúa de igual manera. Hoy os voy a explicar como actúan los colores primarios.

El rojo es un color estimulante. Este color es el que hace que se despierte nuestra fuerza vital física y se puede usar en caso de enfriamiento, con circulación débil y enfermedades con mucosidad.  Este color puede estimular pasiones como el sexo, el amor, el coraje, el odio, la venganza. Si el rojo está sobre estimulado puede agravar los estados.  Este color se puede usar para aumentar la temperatura de nuestro cuerpo y a la vez dar energía a la sangre.

El amarillo estimula las facultades mentales de las personas a las que se le aplica. Es muy bueno para la depresión porque activa el entusiasmo por la vida y una mayor confianza y optimismo. Se puede utilizar para problemas con el intestino ya que es beneficioso para el estómago, la vejiga, los intestinos y todas las partes de eliminación del cuerpo. Así como ayuda a equilibrar el tracto intestinal. Los colores amarillos, dorados…son muy buenos para la salud del cuerpo y la de nuestra mente.

El azul es un color refrescante y relajante. Se encarga de equilibrar y fortalecer el sistema respiratorio y es muy bueno para cualquier alteración de la garganta. Es muy bueno para enfermedades infantiles como la viruela, la ictericia, el asma y el reumatismo. Es un color además muy bueno para despertar la intuición y mitigar la soledad.  Además es un color que mezclado con colores cálidos es muy efectivo y además es un color que se puede utilizar para despertar la expresión artística y la inspiración.

¿Qué sentís  vosotros con estos colores? Parad a pensarlo por un momento!!!

 

Un saludo

Patry

Print Friendly, PDF & Email