El magret de pato son pechugas de pato criados para la elaboración de foie gras. Su carne es oscura un sabor peculiar, algo menos fuerte que la carne de cordero o cochinillo. Es considerada carne blanca, que nos aporta proteínas y nos ayuda a combatir el colesterol malo, además de minerales y vitaminas como zinz y fósforo. Quitándole la parte grasa, es una carne ideal para dietas de adelgazamiento y pérdida de peso, claro está, sin servirla con salsas.
Su preparación es muy sencilla, cocinarlo a la plancha, como es una carne muy calórica, tenemos dos opciones para su cocinado, quitarle la parte donde está la grasa, y hacerlo a la plancha salpimentando por los dos lados, o dejar la parte grasa, donde marcaremos unos cortes diagonales con un cuchillo de sierra, cocinándolo a la plancha para luego desechar la grasa que vaya soltando durante el cocinado. Yo me he decantado por la segunda opción. 

Empecemos primero con la salsa de acompañamiento. 

SALSA AGRIDULCE DE MANAZANA Y UVAS PASAS 

INGREDIENTES

2 manzanas verdes 50 gr. uvas pasas 50 ml vinagre de Módena 50 ml agua 1 cebolla 50 gr. azúcar moreno 1/2 cucharadita de cilantro en polvo 1/2 cucharadita de hinojo en polvo
1. En una sartén antiadherente pocharemos la cebolla con dos cucharadas de aceite de oliva VE y el azúcar moreno, añadimos las uvas pasas, las manzanas cortadas en cuartos, el hinojo y cilantro en polvo,  dejamos cocinar unos cinco minutos.
2. Añadimos el vinagre de Módena y el agua, y dejamos cocinar 15 minutos para que se vaya reduciendo.
3. Finalmente pasamos la salsa por la batidora o robot de cocinar para lograr una textura fina y cremosa. 



MAGRET DE PATO

INGREDIENTES

2 pechugas de magret de pato
Perejil
Sal
Pimienta negra

1. Lo primero será preparar las pechugas para cocinarlas, para ello, hacemos unos cortes diagonales por la parte donde tiene la grasa. 
2. Calentamos la plancha unos minutos, y colocamos las dos pechugas con la parte de la grasa hacia abajo. Cocinamos durante 15 minutos en esta posición. 
3. Pasado ese tiempo, retiramos parte de la grasa que haya soltado la carne, salpimentamos con sal, perejil y pimienta negra, damos la vuelta a las pechugas, dejamos cocinar a fuego medio durante 5 minutos. 
4. Cortamos las pechugas en filetes, para servirlas con un poco de salsa, acompañadas de verduras o patatas fritas. 

Como podéis comprobar en las fotos, la carne se dorará por fuera, y cuando la cortéis, veréis  el tono rosado que tiene por dentro, así quedarán jugosas y tiernas,   tened cuidado de no cocinarla demasiado, ya que corréis el riesgo de que ese color rosado se oscurezca y os queden secas.

Con un poco de organización podéis dejar la salsa hecha el día anterior, y preparar la carnes unos minutos antes de servirla. 
Lo ideal es acompañarla con unas verduras, patatas fritas o asadas, e incluso con un puré de patatas, eso ya lo dejo a vuestra imaginación. 

Print Friendly, PDF & Email