panecillos de queso

Como soy una apasionada

de las masas con Thermomix
no podía dejar de compartir esta receta de panecillos que aunque cuenta con una elaboración larga es sencilla y quienes tengan un poco de experiencia haciendo panes no van a encontrar ninguna complicación.

Estos panecillos son ideales para acompañar platos, pero su punto fuerte está en rellenarlos con lo que más nos guste, ya que casan con todo, aunque son claramente para sabores salados. Estos son los ingredientes que yo utilicé, pero pueden variar según gustos.

Ingredientes:

– 500 g de harina fuerte
– 100 g de queso emmental rayado
– 50 ml de aceite de oliva
– 1 cucharada de cebolla en polvo
– 1 cucharada de orégano picado
– 1/2 cucharada de ajo en polvo o 3 dientes de ajos picados
– 250 ml de agua
– 10 g de sal
– 20 g de azúcar
– 20 g de levadura fresca
– Semillas de lino

 

En un bol mezclamos las especias con el queso rallado y reservamos. Por otro lado vamos a mezclar los ingredientes para la masa, pero primero echamos el aceite, la harina, la sal y el azúcar, podemos hacerlo en un bol, pero en la Thermomix programamos 20 segundos con velocidad 3 y queda perfecto.

Luego agregamos el agua ya en velocidad  espiga y poco a poco iremos introduciendo la levadura. Después de unos dos minutos sacamos la masa de la thermomix y la amasamos en una mesa enharinada. dividimos la masa en 9 panecillos o menos, dependiendo el tamaño que  quieran, y hacemos bolas que iremos poniendo en una bandeja de horno.

La tapamos con un paño seco y dejamos levar una hora.

Pasado este tiempo veremos que los panecillos doblaron su tamaño, es el momento de aplanarlos con una amasadora  en forma de óvalos. Agregamos la mezcla de queso y finas hierbas por encima como si fuera una pizza y enrrollamos sobre sí mismo.

Hacemos unos cortes por encima y volvemos a dejar los panecillos levar otra hora más.

Transcurrido este tiempo y con el horno previamente calentado pincelamos con huevo los panecillos añadiendo las semillas de lino por encima y los dejamos entre 15 o 20 minutos, dependiendo del horno.

Yo los dejé 15 minutos encendido solo abajo y finalmente 5 más para que tomasen más color.

Están buenos calentitos, pero se ponen mucho mejor cuando se enfrían y los rellenamos. Como sugerencia se pueden acompañar con atún, mantequilla, jamón y queso, etc… Si tienen alguna duda o alguna variedad distinta a esta receta no dudes en compartirlo con nosotros en los comentarios.