Este truco es muy sencillo, simplemente se trata de hervir las patatas enteras limpias un par de minutos, a continuación meter en agua fría y luego pelar con las manos y la piel se deshace de forma cómoda sin perder nada en el pelado. Así se aprovecha todo  el tiempo este truco te hace ahorrar una cantidad interesante a final de año.

Repetimos

1 Hervir las patatas 2 minutos
2 Meter en agua fría
3 Pelar con las manos cuando se puedan tocar

El vídeo está en inglés, pero para lo sencillo que es no necesitas entenderlo.

Print Friendly, PDF & Email