CINNAMON ROLLS TM31/5

ROLLITOS

Es un postre o merienda tipicamente americano. Los rollitos de canela puedes encontrarlo en cualquier cafetería de temática americana del mundo y en Estados Unidos es un clásico, en todas las casas saben hacerlos.

Al igual que en su lugar de origen daremos las medidas por tazas y cucharadas, esto se podría traducir en mililitros, pero realmente no hay exactitud en este postre, ya que la masa se forma según el tipo de harina y las cantidades pueden variar.

Ingredientes para 9 rollitos aproximadamente:

 

Para la masa:
  • 2 tazas de harina de fuerza ( 500 ml)

  • 2 cucharadas de azúcar (30 ml)

  • 15 miligramos de levadura fresca

  • 1 o 2 huevos según tamaño

  • 1/4 de taza de leche tibia, según la que admita la harina que usemos (60 ml aprox. )

  • 3 cucharadas de mantequilla (45 ml)

Para el relleno:
  • 2 cucharadas soperas de azúcar moreno o blanca (moreno queda mejor)

  • 2 cucharaditas de canela

  • Un poco de mantequilla derretida

Para la glassa:
  • Una cucharada sopera de azúcar glass

  • Leche hasta que admita

Preparación:

Comenzamos preparando la masa, ponemos en el thermomix la harina de fuerza, el azúcar y la levadura, removemos a velocidad 3.

A continuación añadimos los huevos y volvemos a remover. Una vez está todo mezclado vamos añadiendo la leche, ponemos la velocidad espiga y la echamos poco a poco hasta conseguir una masa consistente, este punto es un tanto complejo pues cada harina admite una cantidad de líquido, así que hay que ir calculando.

Cuando veamos que la masa es homogénea iremos echando sin dejar de remover en velocidad espiga la mantequilla.

Es momento de dejar levar la masa en un bol retirado de las corrientes de aire durante una hora más o menos, o hasta que doble su volumen. Después estiramos la masa en forma de rectángulo y lo primero que hacemos es pincelar con la mantequilla.

El relleno consiste en la mezcla de azúcar con canela, el azúcar moreno aporta mucho más sabor al rollito, pero yo lo he hecho de las dos formas y en ambos casos están buenos. Una vez mezclada con una cuchara vamos echando por encima de la masa hasta que quede bien cubierta. A continuación la enrrollamos bien sobre sí misma y la cortamos en trozos de un centímetro aproximadamente, suelen salir 9 rollitos.

A ponemos en una bandeja previamente engrasada y separados ligeramente, aunque no mucho, pincelamos con mantequilla de nuevo y dejamos levar otra vez.

Habrán engordado un poco y lo ponemos en el horno a 180 grados durante unos 20 minutos o hasta que estén dorados ligeramente.

Yo suelo empezar por calor abajo y termino dando un golpe de calor arriba, para que no se quemen o se sequen demasiado.
Antes de que se enfríen preparamos la glassa, hay cientos de ellas, pero la más básica es la de leche y azúcar, sin calentar ni nada, en frío se mezclan ambos ingredientes y se rocía por encima.

Los rollitos de canela son perfectos en caliente, se pueden consumir en frío, pero ya no están tan blanditos y esponjosos. Los que sobran se pueden calentar al microondas unos 10 segundos a media potencia, más no, para que no se cristalice el azúcar.

Si te animas a hacer los cinnamon rolls no dudes en compartir con nosotros tu experiencia.