TIPS PARA COMER SANO FUERA DE CASA

restauranteSomos muchos quienes nos planteamos en nuestra vida comer lo más sano posible, bien por salud, porque decidimos hacer dieta, o simplemente elegimos un modo de vida en el que nuestra alimentación toma un valor importante y queremos aprender a hacerlo bien.

Generalmente mantenemos una buena rutina, pero de repente, asistimos a una comida familiar, o salimos a comer fuera con amigos y todo nuestro esfuerzo se ve mermado por no saber controlar nuestro impulso. Hay quienes no les dan importancia a este salto en su rutina, pero muchas otras personas se lo toman con mayor seriedad e incluso se limitan a la hora de quedar con los demás, esto es algo muy respetable.

Por este motivo vamos a dar algunos tips para que quienes les cueste romper sus hábitos alimenticios a la hora de ir a cenar o almorzar en restaurantes no les resulte demasiado duro o demasiado incordio.

En primer lugar hay que tener muy claro cuando llegamos a un restaurante como son las raciones del mismo, preguntar al camarero que cantidad ponen por persona no es algo extraño y  sí que nos da una idea de lo que vayamos a pedir.

Una vez que tenemos claras las medidas nos toca seleccionar el menú. Por supuesto optaremos por platos bajos en grasa, estos suelen ser los que llevan verdura como guarnición y las carnes a la plancha. Si queremos elegir la mejor alternativa nos decantaremos por los platos de pescado, suelen ser menos grasos, hechos a la plancha o al horno.

Cuando estemos comiendo trataremos de hacerlo tranquilos, con paciencia y masticando bien, recuerda que estamos en una comida fuera de casa y hay que disfrutarlo, nadie nos va a quitar la comida.

Otro detalle importante es no elegir comida tipo empanados o rebozados, principalmente si el restaurante no lo conocemos, porque podemos encontrarnos con comida precocinada y va en contra de nuestra filosofía a la hora de comer sano. Insistimos por ello en elegir la plancha mejor que los fritos.

Como acompañamiento por supuesto lo mejor es tomar agua, claro que es un tanto complicado negarse a algún buen vino sobre todo cuando se trate de alguna celebración, aún así optaremos por la moderación y siempre con el agua a nuestro lado.

Llega el temido momento del postre, no desanimemos, podemos superarlo. Lógicamente lo mejor que podemos hacer es evitar comer dulces y optar por fruta fresca, sí, es muy difícil, y no todo el mundo será capaz de evitar un helado, un trozo de pastel o un mousse de chocolate. Lo mejor que podemos hacer si nos puede el postre es elegir alguno que sea casero, una especialidad de la casa que sepamos que hacen ellos mismos, el porqué de esta elección es porque siempre será más sano que un postre industrializado al estar hecho con ingredientes naturales. Aún así podemos optar por el que creamos que será más pequeño.

Después de una comida de este tipo llega el momento de salir del restaurante, u un momento perfecto para proponer a los comensales ir a dar una vuelta y no volver a sentarnos en otro lugar o ir directamente a casa y tirarnos al sofá. Lo mejor es caminar un rato para que la digestión sea más agradable.

¿Tienes trucos para sobrevivir a las comidas fuera de casa sin perder tu rutina alimenticia? Sería interesante que los compartieras con nosotros en los comentarios.

Imprime o comparte

Publicado por Merce

Gracias por tu visita, soy una amiga más de esta web, además me gusta compartir mi pasión por los idiomas, si quieres puedes aprender inglés conmigo desde casa. Sigue mis progresos y avanza en los tuyos en mi canal de youtube

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.