complejo-b-268x300

La vitamina B12, o cobalamina, es una vitamina esencial en el cuerpo humano. La carencia de la misma puede provocar anemias o enfermedades de naturaleza cardíaca.
Al parecer la única manera de conseguir esta vitamina es a través de la ingesta de comida de origen animal. Esto presenta un problema para los veganos, que deben tener muy claro cómo ingerirla sin que suponga un ataque a sus principios.
Existe mucha polémica en este sentido, y las opiniones son muy diversas. Hay quienes piensan que los veganos no mantienen una alimentación completa y que sólo a través de suplementos con la vitamina b12 se puede ingerir. El mundo vegano está dividido en esta idea ya que muchos opinan que sí se puede adquirir mediante alimentos de origen vegetal, otros que mediante suplementos, pero claro, ya no hablamos de una alimentación natural si debemos echar mano de pastillas.
Aún así, y respetando todas las opiniones, vamos a ver de qué formas podemos encontrar la vitamina b12 de una manera vegana.
Obviando la ingesta de suplementos, que es un enlace directo con la vitamina, los veganos pueden optar por tomar leches vegetales, a menudo se comercializan enriquecidas con la vitamina b12. Es aconsejable mirar bien la etiqueta para saber el porcentaje que trae y así conocer cuánto se debe ingerir, unos 3 microgramos diarios está bien para mantenerse en forma. En muchas leches de soja y yogures se especifica el enriquecimiento de esta vitamina, por lo tanto es una opción muy a tener en cuenta cuando se trata de no comer nada de origen animal.
Muchos veganos aseguran que los alimentos con clorofila, las algas de color rojo o la levadura de cerveza también son fuente de vitamina b12, pero aún así son muchos quienes aseguran que tampoco resulta del todo fiable ya que no se presentan en la misma forma que en los animales y por lo tanto no se sintetiza igual.
Quienes no estén seguros de tener los niveles de la b12 correctamente puede probar a tomar estos alimentos durante un tiempo y posteriormente hacerse un análisis para comprobar si su organismo está bien o necesita algún suplemento.
Es un tema un tanto polémico y a menudo es objeto de críticas por parte de aquellos que no están de acuerdo con la alimentación vegana. Lo curioso es que muy a menudo quienes no son veganos también están carentes de esta u otra vitamina, o lo que es más extendido, del hierro, porque en realidad es muy difícil encontrar personas que mantengan una dieta totalmente equilibrada. Por esto cuando se trata de opinar sobre la alimentación que lleva otra persona debemos analizar si nosotros lo estamos haciendo bien.

Sería interesante conocer diferentes opiniones de este tema e incluso compartir sus experiencias con los demás.

 

Print Friendly, PDF & Email